¡Drácula Vive! (en serio, coño! xD)

3 10 2007

Hoy les voy a contar una historia de misterio… o no, pero desde luego que es una historia real. Hace más de un año llegó a mi SAT un cliente muy azorado: había borrado accidentalmente un documento de word que contenía el libro en el que llevaba trabajando varios meses, y que estaba a punto de terminar. El escritor era una de esas personas con las que enseguida se crea empatía: de mediana estatura, apariencia tímida, en una situación delicada… pero con esperanza. Me puse manos a la obra, y después de un par de días de dar vueltas, descartar ficheros corruptos y poner a prueba la Chacho Toolbox (vale, no existe una Chacho Toolbox, me lo acabo de inventar :P) conseguí recuperar el contenido del documento. El cliente marchó contento, y yo me quedé con la satisfacción de Hannibal Smith, y con la palabra del escritor de que tendría una copia del libro nada más q viera la luz en papel.

Pasaron los meses, mil cosas inundaron mi cabeza, hubo tres mil cambios en mi vida y no volví a ver ni a acordarme del escritor… hasta que ocurrió algo extraño: un domingo por la noche coincidimos delante del televisor mi madre, mi hermano y yo! (sí, creo que eso es lo más extraño de la historia, teniendo en cuenta que mi casa es el último reducto práctico de la anarquía). Entre zapeo y zapeo, encontramos Cuarto Milenio, un programa que nunca vemos y en el que, después de aguantar los tres un reportaje algo desagradable sin saber por qué, dieron paso a un tema mucho más interesante, en el que apareció el escritor:

Chacho: Eh, ese tipo de la chaqueta me suena!
ChachoFamily:
Chacho: Coño, si es el escritor al que rescaté el libro!
ChachoFamily:
ein?

Curioso, porque en circunstancias normales en mi casa nadie ve televisión, nadie es seguidor habitual de ese programa, ni nadie aguanta algo que no le esté gustando (el programa en sí nos resulta interesante, pero uno de los reportajes de aquel día era bastante escabroso).

Pues más sorpresivo aún ha sido lo de hoy: el escritor se ha personado en la tienda preguntando por mí. He bajado por la Escalera de la Muerte y allí estaba, con una bolsita de plástico blanca conteniendo algo envuelto en papel de regalo. Apenas me ha dado tiempo para romper el papel y darle las gracias, y ha salido por la puerta como una exhalación, mientras yo me he quedado tan sorprendido como feliz leyendo esto:

“Para Javier, con afecto y gratitud. Por ayudar a que Drácula “volviera” a la vida. Un abrazo, amigo!”

Tooomaaaaaaa!!! Me han dedicado un libro y no es en la Fnac!! xD

Reflexión 1: Aún queda gente buena en este mundo, gente de palabra, gente agradecida.
Reflexión 2: Todos los días hay un motivo para ser feliz. Aunque pueda parecer estúpido. Yo de momento, me voy a leer :P

Publicidad gratuita del libro:

El tipo se lo merece, no creen?